Cinco formas de destacar una pared

Destacar una pared es una forma sencilla de crear un punto de atención espectacular.

Crea un punto de atención

Lo ideal es que la pared que deseas destacar sea un espacio que atraiga todas las miradas cuando entres en la habitación. Las paredes con chimeneas o elementos de diseño como repisas, también funcionan bien. Si puedes, evita paredes que tengan puertas o ventanas, ya que estas suelen contrarrestar el efecto que intentas crear.

Atrévete con el color

Si la habitación está pintada de un color neutro, elige un tono más fuerte que contraste para añadir profundidad y un toque escénico al espacio. Si las paredes ya están pintadas de un tono vivo, prueba con un color complementario con matices más oscuros o claros para destacar la pared.

Juega con los patrones

Si buscas un impacto aún mayor, prueba con un efecto a rayas en tonos que sintonicen. Los efectos de pintura, como las plantillas de encaje o los círculos pintados a mano, son también fáciles de crear y aportan un toque personal.

Desata tu creatividad con el papel pintado

Utilizar papel pintado en una sola pared es una forma fantástica de crear un impacto inmediato. Juega con patrones, colores y texturas potentes o, si tu estilo es más sutil, elige un papel pintado tono sobre tono con un patrón sencillo y a la vez impactante como el damasco o floral.

Resalta tu mobiliario actual

El mobiliario colocado de forma estratégica hace maravillas a la hora de resaltar una pared. En el salón, puedes optar por pintar la pared donde está situado el sofá, mientras que en el dormitorio puedes decantarte por la pared del cabecero de la cama. Procura no tapar la pared con demasiados muebles, ya que el objetivo de destacar la pared es guiar la mirada hacia las mejores características de la habitación sin sobrecargar el espacio.

No tengas miedo, atrévete y confía en tu instinto, pero, sobre todo ¡diviértete!