El modo inteligente de guardar la pintura

Los consejos de nuestros expertos te enseñarán a guardar la pintura adecuadamente para que se mantenga fresca durante más tiempo.

  1. La pintura se conserva mejor en recipientes bien cerrados para que el aire no la estropee. Si aún no has terminado de pintar y quieres guardar latas que estén medio llenas o más, quita la tapa y cubre la parte superior con film transparente. Vuelve a colocar la tapa y anota el nombre y fabricante del producto, el código o nombre del color y la fecha de la última utilización.

  2. ¿Te ha sobrado pintura? Las latas que contengan menos de la mitad hay que decantarlas en un recipiente hermético más pequeño, como un tarro de mermelada. Recuerda anotar en la tapa la información anterior.

  3. La pintura se conserva mejor a temperatura ambiente, en un lugar en el que no reciba directamente la luz del sol y libre de escarchas. El garaje o un cobertizo son sitios ideales, pero si te preocupan las inclemencias meteorológicas, puedes guardarla en un armario donde no le dé la luz.