El color adecuado para las molduras

Consejos y trucos para elegir el color de las molduras interiores.

Para un look atrevido

Si quieres añadir un toque espectacular a la habitación que estés decorando, prueba a pintar las molduras de un tono atrevido que contraste con el color de la pared. Si las paredes son de color neutro, puedes utilizar prácticamente cualquier color para las molduras. Un tono vivo queda especialmente bien en ventanas y puertas, ya que ayuda a crear un marco impresionante al cambiar de vista.

Para un look moderno

Si quieres un look moderno y sutil, te recomendamos que elijas un color que sea unos tonos más claros u oscuros que el de tu pared. Verás cómo crea una bonita sensación de profundidad.

Si te decantas por uno o dos tonos más claros u oscuros, el efecto será aún más suave y sofisticado.

Para un look clásico

El blanco es una opción muy popular para las molduras y es casi imposible que quede mal. Fresco y luminoso, ayudará a crear un estilo clásico y atemporal y hace maravillas a la hora de adornar características como cornisas, arcos y repisas.

Para un look delicado

En caso de que prefieras un look coordinado y delicado, pinta las molduras del mismo color que las paredes. Es una buena forma de que los espacios pequeños parezcan más grandes, dado que el color sin interrupciones ayudará a abrir el espacio y hacer que la habitación parezca más amplia.

Si quieres un estilo un poco menos delicado, pinta las molduras con un acabado brillante o semibrillante. Esto destacará las molduras sin estropear la sensación de espacio.